Adiós a Augusto Boal

Queridos compañeros, queremos hacerles llegar nuestro abrazo desde Buenos Aires y compartir con ustedes este momento. Aquí estamos muy conmovidos por lo sucedidio y queremos expresarles todo nuestro afecto y compromiso con el legado que Augusto Boal deja. Seguimos trabajando por el cambio, por la lucha contra la injusticia desde la alegría, la confianza y el pleno convencimiento de que el arte es una herramienta fundamental para un mundo mejor.

El infierno de los vivos

Agusto Boal, dramaturgo brasileño, Embajador Mundial del Teatro de la UNESCO, falleció ayer en Río de Janeiro a los 78 años, a causa de una insuficiencia respiratoria, informaron sus familiares.
El fundador del llamado "Teatro del Oprimido", un revolucionario método de enseñanza teatral y de escenificación, sufría leucemia y estaba internado desde el pasado martes por problemas respiratorios, informó EFE.
Entre 1971 y 1980 escapó de la persecución del régimen militar brasileño y vivió exiliado en Argentina, Estados Unidos y en Francia, donde enseñó sus técnicas en la parisina Universidad de La Sorbona.
El "Teatro del Oprimido" supuso la semilla de algunas corrientes del teatro moderno que convierten al espectador en parte activa de la pieza teatral.
El pasado marzo, ya aquejado y debilitado por el cáncer, recibió el reconocimiento de "Embajador Mundial del Teatro" de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).