Entrevista al infierno de los vivos por la Universidad de Palermo


“Ponemos en escena una obra cuyo conflicto expone relaciones que manifiestan formas de opresión”
Dijo Federico Costa en una entrevista DC

La compañía El infierno de los vivos presentó su obra “¿Qué onda con Borges?” en una Jornada de los 5 días de teatro y espectáculos donde el tema giró en torno al teatro social. El ciclo estuvo organizado por la estudiante de la carrera Dirección Teatral, Emilia Escaris Pazos, quien luego entrevistó a Federico Costa, miembro de la compañía.

El Infierno de los Vivos es una compañía independiente de teatro que desarrolla como acción sistemática la producción, investigación y puesta en escena de obras artísticas inspiradas en la metodología del Teatro del Oprimido. Tal como explicaron en la Jornada, toman problemáticas de la sociedad y las ponen en escena y “a partir de ello se le ofrece al público discutir, proponer y ensayar libremente variantes, estrategias, formas nuevas y creativas de liberar ese mundo problemático”.

El trabajo que ellos realizan con su obra "¿Qué onda con Borges?", trata específicamente el tema de la educación y las dificultades o la falta de pedagogía, unido a la estética teatral, en un contexto social que nos es propio. A continuación, la entrevista que la estudiante DC Emilia Escaris Pazos le hizo a Federico Costa, miembro de la compañía:

¿A qué se dedica la compañía El Infierno de los vivos? ¿A qué debe su nombre?

El Infierno de los Vivos es una compañía independiente de teatro que desarrolla como acción sistemática la producción, investigación y puesta en escena de obras artísticas inspiradas en la metodología del Teatro del Oprimido, concebido éste por el director brasileño Augusto Boal (recientemente fallecido) e inspirado en la Pedagogía del Oprimido de Paulo Freire. El nombre ha sido tomado de un texto muy lúcido de Italo Calvino: "El infierno de los vivos no es algo por venir. Hay uno, el que existe aquí, el que habitamos todos los días, el que formamos estando juntos. Existen dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es rigurosa, requiere de atención y aprendizaje continuo. Buscar y saber quién y qué en medio del infierno no es infierno, hacerlo que dure y dejarle espacio".

¿Quiénes son sus integrantes?

El Infierno de los Vivos somos: Ángela Camaño, Ada Dorrego, Cintia Gutiérrez, Melisa Tivolesi, Mario Reynoso, Ignacio Jiménez, Federico Paulucci, Lucas Silvani, Federico Costa y Marcos Arano.

¿Cuándo empezaron a trabajar?

En el año 2005 el profesor y director Marcos Arano junto a los actores Noah Dobin-Burnstein y Federico Costa comienzan un acercamiento a las técnicas del Teatro del Oprimido, específicamente al Teatro Foro. Durante junio de ese año se desarrolla un seminario de entrenamiento y experimentación en dicha técnica con 20 alumnos de los talleres de teatro y danza de los C.C. "Puertas al Arte", de Beccar, y "Joven Creativo", de Boulogne. El resultado fue la producción de 5 obras cortas de creación colectiva que adoptaban la metodología del Teatro Foro y abordaban temas como la violencia de género, la explotación laboral, el maltrato infantil, la violencia familiar, la explotación sexual, la discriminación. Unos meses mas tarde, la Fundación Crear Vale la Pena junto a FLACSO Argentina desarrolla el proyecto de intervención pedagógica en escuelas "Somos Voz - Iguales pero Diferentes", para el cual se crea la obra de teatro foro “¿Qué Onda con Borges?”, Con dirección y dramaturgia de Arano y Costa y cuyo elenco estuvo formado por algunos de los talleristas formados en aquel seminario de junio. Así, la creación de "¿Qué onda con Borges?" da inicio a la compañía El Infierno de los Vivos.

¿En qué consiste el trabajo?

Tomando diversas problemáticas de nuestra sociedad ponemos en escena una obra cuyo conflicto expone relaciones que manifiestan formas de opresión. A partir de ello se le ofrece al público discutir, proponer y ensayar libremente variantes, estrategias, formas nuevas y creativas de liberar ese mundo problemático. En determinado momento la obra queda suspendida y un intermediario al que llamamos "comodín" dirige el debate que se genera en el público. El espectador tiene la posibilidad de convertirse en "espectactor" e intervenir con su cuerpo en escena para llevar adelante el discurso propuesto desde la platea. Esta es la principal diferencia con los métodos tradicionales.

¿Cuál es la finalidad de la propuesta?

Pensamos que este trabajo es uno de los caminos hacia una nueva realidad donde las personas podamos cambiar el "cantar las cuarenta" cuando me voy, por implicarnos con coraje e intervenir activamente para transformar y mejorar el mundo en que vivimos. La finalidad de la propuesta que hace el Teatro Foro es transformar al espectador en protagonista de la acción dramática y convertir al espacio escénico en un lugar de ensayo para la toma de decisiones en la vida real. De ésta manera somos llevados a un campo ampliado de visiones y opciones liberadoras. El espectactor pone su cuerpo, se hace visible "en" la escena y con su opinión la modifica

¿Qué están haciendo actualmente?

Siempre son muchas las actividades que confluyen en un mismo momento. Por ahora estamos terminando nuestras presentaciones en el ciclo 2009 de "Teatro por la justicia" que organiza el Tadrón Teatro. Al mismo tiempo, cerrando funciones con algunos colegios secundarios, tratando de aplicar para festivales en el interior y el extranjero, luchando por conseguir subsidios que nos ayuden a viajar para llevar el trabajo cuando somos seleccionados en las convocatorias, luchando para que las instituciones y el público que priorizan las formas tradicionales del teatro nos escuchen, y sobre todo haciendo lo posible por sostener este proyecto que hasta hoy es costeado por nosotros mismos. La producción de nuevas obras se ve interrumpida por las dificultades de mantener la maquinaria en funcionamiento. Somos una compañía independiente y esto es, lisa y llanamente, sin subsidios ni colaboración de nadie. En resumidas cuentas, y aunque suene romántico, lo que estamos haciendo actualmente es tratar de cambiar las cosas, que es lo mismo que decir "tratar de cambiar el mundo".

¿Qué se presentó en la Universidad de Palermo?

Lo que se presentó en UP es "¿Qué onda con Borges?", nuestra primera obra, cuyos ejes temáticos son la violencia y la discriminación en el ámbito escolar.

¿Cómo fue la experiencia? ¿Cómo fue la participación del público?

La experiencia siempre es enriquecedora y sobre todo movilizante. Para nosotros el cambio continuo de espacio y público es una gran oportunidad de crecer. El público recibe el estímulo y en seguida se muestra ávido de decir, intercambiar, debatir, opinar y además, de accionar. Esto fue lo que sucedió en UP.